Volando entre paredes

Volando entre paredes

enero 19, 2018

en Ti



Todo lo Definitivo debe estar en Ti o en ninguna parte

Fernando Pessoa



Acepté Esta Condena



Acepté Esta Condena De Saberme Siempre Junto A Ti, En La Distancia,
Ajeno A Tu Tiempo, Pero Clandestino En La Sombra De Tu Sombra.
Una Esclavitud Íntima Que Nació Quizás, Cuando El Último Café Y De
La Que Me Juré Que Nunca Sabrías Nada Aunque, Por Ejemplo, Ahora
Vaya De Nuevo Tras Tus Pasos Porque Este Sol De Invierno Me Conduce
A Otra Luz En Que Fui Feliz Contigo.

 José Luis González Vera,  “Clandestino”




Un soplo de vida



Tener contacto con la vida animal es indispensable para mi salud psíquica.
Mi perro me reaviva por entero. Sin hablar de que duerme a veces a mis pies
 llenando la habitación de cálida vida húmeda. Mi perro me enseña a vivir.
Él sólo está “siendo”. “Ser” es su actividad. Y ser es mi intimidad más profunda.
 Cuando se duerme en mi regazo lo veo a él y a su respiración bien ritmada.
E, inmóvil él en mi regazo, formamos un solo todo orgánico, viva estatua muda.
 Es cuando soy luna y soy los vientos de la noche. A veces, de tanta vida mutua,
nos molestamos. Mi perro es perro tanto como un hombre es un hombre.
 Amo la canidez y la humanidad cálida de los dos.

 Clarice Lispector, “Un soplo de vida”.



enero 17, 2018

Final



Ha muerto un hombre y están juntando su sangre en cucharitas,
querido Juan, has muerto finalmente.
De nada te valieron tus pedazos
mojados en ternura.

Cómo ha sido posible
que te fueras por un agujerito
y nadie haya ponido el dedo
para que te quedaras.

Se habrá comido toda la rabia del mundo
por antes de morir
y después se quedaba triste triste
apoyado en sus huesos.

Ya te abajaron, hermanito,
la tierra está temblando de ti.
Vigilemos a ver dónde brotan sus manos
empujadas por su rabia inmortal.

Gotán (1962)

Este mundo



Este mundo sin esencia, mundo sin quietud, este mundo que solo encuentra
y mantiene su equilibrio en la rapidez, cada vez mayor, este mundo
ha convertido su precipitación en actividad aparente del hombre para arrastrarlo
hacia la nada.

Hermann Broch, “Hermann o el realismo”


Porque todo es igual y tú lo sabes



Porque todo es igual y tú lo sabes,
has llegado a tu casa y has cerrado la puerta
con aquel mismo gesto con que se tira un día,
con que se quita la hoja atrasada al calendario
cuando todo es igual y tú lo sabes.
Has llegado a tu casa,
y, al entrar,
has sentido la extrañeza de tus pasos
que estaban ya sonando en el pasillo antes de que llegaras,
y encendiste la luz, para volver a comprobar
que todas las cosas están exactamente colocadas, como estarán dentro de un año,
y después,
te has bañado, respetuosa y tristemente, lo mismo que un suicida,
y has mirado tus libros como miran los árboles sus hojas,
y te has sentido solo,
humanamente solo,
definitivamente solo porque todo es igual y tú lo sabes.

Luis Rosales



Tuve un corazón



Tengo un corazón.
Una vez por lo menos lo tuve.
Mi corazón tiembla por cualquier cosa.
Cualquier cosa lo hace temblar,
una gota de lluvia basta, una débil brisa.
Este corazón es como una explanada, como el desierto
curtido por el sol.
Ah, hasta dónde las palabras habrán de llevarme.
Mis pensamientos han estado totalmente equivocados.
Este corazón iba a un lugar,
yo a otro.

 Malú Urriola



enero 15, 2018

Casi sin querer, de Luis Miguel Rabanal



Casi sin querer, como ocurre la dicha
una vez que encontramos al doble
que desde el mirador nos sonríe con vergüenza
y es nuestra mirada que enloquece,
y es nuestro destino.
Sin predecir siquiera su lenta asimetría
nos insulta a voces y a trechos
desciende canalla a despojarnos de todo.
Es muy fácil llegar
y descubrir el cuarto revuelto por un hada
que nos robó el placer y los libros Musil,
pero él lo ignora.
Cómo si no viene a nuestro abrazo
precisamente hoy, que es lunes
y llueve y es interminable.

Luis Miguel Rabanal, “Los poemas de Horacio E. Cluck”, (El viaje), pag. 72,
Madrid 2017






de la inocencia



La verdadera pregunta es inocente,y por eso es propia de los niños.
La respuesta ha perdido ya la inocencia, y por eso es más  propia del adulto....

Vergilio Ferreira



Hazme saber



Hazme saber que en este justo instante
el volumen de tu materia rebasa la corteza,
que como yo te excedes en la evocación de
aquello.

...

Aunque sólo sea un segundo,
grítame en la distancia,
que te oiré,
y rememora con tu mano
el origen del mundo.

Meri Pas Blanquer



Lo bien hecho



Siempre es el momento apropiado para hacer lo que es correcto.

Martin Luther King



enero 14, 2018

responsabilidad



ser responsable  es asumir y reparar los daños

(dicen los filósofos)




Ambigüedad de la catástrofe



Lo había perdido todo:
amor, familia, bienes, esperanzas.
Y se decía casi sin tristeza:
¿no es hermoso, por fin, vivir sin miedo?

Ángel González, "Nada grave"

Solo un alma dulce y seca



Tan solo un alma dulce y virtuosa
Como madera seca, nunca cede;
Pues aunque el mundo entero sea ceniza,
Siempre habrá de vivir.

George Herbert. (1593 - 1633)Tan sol

enero 13, 2018

Because the world



Because the world is so full of death and horror, I try again and again
to console my heart and pick the flowers that grow in the midst of hell.

Hermann Hesse





Final



Aunque yo no esté tú puedes seguir hablándome.
Puedes hablarme y yo te hablaré a ti.
                                           
“La Carretera”   Cormac McCarthy

.....

FINAL

Tú me enseñaste
a reconocer las diferentes voces del silencio.
Ahora ya puedo deslizarme hacia el final
con la blanca lentitud de los glaciares.

.....

Jesús M. Cormán, “Hotel Danilovsky"


Es el dolor, el terrible dolor



La noche las luces naranjas
Surcan el mar; ellas la cavan
De febril agonía -- es esto
Para memoria? El cuerpo
Tiembla y deriva, las manos
Congelan en la cara húmeda y pálida
Que Perla en lágrimas frías.

Lluvia de recuerdos. Bu de un rasgo
Por el mar, ese grito desgarrado la desgarra
Desde adentro.

Donde
Purificante, o ella,
Hasta la herida que nada cerraba.

Quédate con esa sal,
A lamer una y otra vez,
Como el ciervo
Lame
Largo tiempo
Su herida.

(sal de mar al mar.
Invernaderos de mar devueltos al mar)

No, no, no, no Nada muere.

Es el dolor -- el terrible dolor
Que hay que saber mecer --
Hasta morir.

A D./ Anne.



Todas esas cosas



Todas esas cosas que nos incitan a comprar, hacer, ir, intentan
sustituir a una sola, que está ausente y no cuesta nada.

Christian Bobin



qué harás



... y ahora que ya somos felices, ¿qué haremos?

Samuel Bekket, “Esperando a Godot”

(...y ahora que ya eres feliz, ¿qué harás?)




Reflexión



Lo que yo deseo, la fuerza que yo busco, no es aquella que te lleva
a perder o a ganar. Tampoco quiero una muralla para repeler las
fuerzas que lleguen del exterior. Lo que yo deseo es una fuerza que
me permita ser capaz de recibir todo cuanto proceda del exterior y
resistirlo. Fortaleza para resistir en silencio cosas como la injusticia,
el infortunio, la tristeza, los equívocos, las incomprensiones.

Haruki Murakami




Mujer



No estás eligiendo cuando lo que eliges es lo que todo el mundo
esperaba que fueras a elegir.

Laura Duarte



La Belleza lo asustaba



La Belleza lo asustaba. Lo dijo, sobre todo, de los árboles
("son tan hermosos que dan un poco de miedo"). Ante esas
inefables expresiones de lo eterno sentía inquietud: "Ya no
sé si es un árbol o un dios ese que asoma por la verja herrumbrada",
dirá en "Luna de enfrente".
Elegir la Belleza es elegir la vida; y rechazarla es la muerte.
Por eso cuando su amigo Francisco López Merino se suicida,
veinteañero, pegándose un tiro de pie ante un espejo, el joven
Borges le echa la culpa a la Belleza: "Las rosas no supieron retenerlo".

Mario Paoletti, (Universo Borges)



Lo peor



Lo peor fue cuando me dijo
que le había hecho perder el tiempo.

Fue como ese portazo que tira el cuadro
y rompe el cristal que nos protegía

de aquello que no pensábamos
que nos iba a ocurrir
ni en pintura.

Juan Leyva



Sin ir más lejos



Vamos venimos nos esforzamos descansamos Atacamos esto
defendemos lo otro Ahora a la playa luego a la montaña
Me visto me desvisto Y un buen día si te he visto no me acuerdo
En eso parece consistir la vida En cambiar las cosas de sitio
Sin ir más lejos.

jali#s '018




enero 11, 2018

No sé qué haré


No sé qué haré  el martes a las 3 de la tarde , pero ese día, si tengo sed,
no habrá nada más cierto que un vaso de agua...Es igual con los gatos.
Frente a toda la miseria del mundo , nada hay más cierto que un gato a
tu derecha (o a tu izquierda , es lo mismo ...)

Gladys G.



contigo



Contigo no necesito ocultar mi pasión por las estrellas. A ti
también te gustan las cosas que a nadie le interesan.

Dënver


enero 10, 2018

nunca podrás comprar la luz que despreciaste



…y el azar manifiesta
una insólita luz, un desusado
fulgor inconfundible.
Pero no has de dudar. Ten el coraje,
cuando llegue el momento,
de abandonar las cosas con que siempre
te engañó la costumbre, y sube pronto
a ese carro de fuego.
                               Poco dura
el milagro.
                Después, si te negaras
a partir, sólo noche
merecerás. Y nunca, aunque quisieras,
podrás comprar la luz que despreciaste.

 Eloy Sánchez Rosillo, del poema “Aviso de caminantes”.




La ciudad solitaria



La soledad, en su forma más pura –dice Fromm-Reichmann- es de tal naturaleza
 que quien la sufre no puede expresarla. Como sucede con otras experiencias
emocionales inefables, puede compartirse a través de la empatía. Podría ocurrir que
la empatía del interlocutor se bloquee por la angustia que le causan los efluvios de
la soledad de la otra persona”.

Cuando leí estas líneas, me vino a la memoria un recuerdo de años pasados: me
encontraba en una estación del sur de Inglaterra, esperando a mi padre. Era un día
soleado, y me senté a leer un libro que me estaba gustando mucho. Al cabo de un
rato, un señor mayor se sentó a mi lado, con ganas de conversación. Yo no quería
hablar con él y después de intercambiar las cortesías de rigor mis respuestas se
volvieron cada vez más lacónicas, hasta que el desconocido, sin dejar de sonreír,
se levantó y se fue. No he dejado de avergonzarme de mi falta de amabilidad y
tampoco he olvidado la sensación que me causó la fuerza magnética de su soledad:
era una necesidad de atención y de afecto tan abrumadora como imposible de
satisfacer; la necesidad de que otro lo escuchara, lo viera y lo tocara.

 Olivia Laing, “La ciudad solitaria”.



enero 09, 2018

sieben Tage, sieben



"Sólo quiero siete días, siete
en los que nadie haya escrito aún,
siete páginas de soledad."

"Ich will nur sieben Tage, sieben
auf die sich keiner noch geschrieben,
sieben Seiten Einsamkeit. "

Rainer María Rilke, traducción de Federico Bermúdez-Cañete.


El motivo no importa



El motivo no importa.
Hay que buscar entre los restos
lo que ha sobrevivido. Nunca estamos seguros.
¿Podríamos sentirnos de otro modo,
si nuestros sentimientos
son como territorios de frontera,
tantas veces perdidos,
recuperados, vueltos a perder?
Porque el amor no es enamorarse.
Es, una y otra vez, construir el mismo patio
donde escuchar el canto de los mirlos,
cuando es de noche, en primavera.
De entre todos los pájaros,
es el único canto que podría ser Schubert.
Solos en la cocina, como a los veinte años,
a ti y a mí
nos hace fuertes esa melodía.
Más claridad no la tuvimos nunca.

 Joan Margarit, “Trabajos de amor”.



Amar



Amar. Aquí encontrarás las letras del verbo amar. Modo de empleo:
sobre todo no apuntar a la estética. Sólo para comenzar simplicidad,
humildad, dulzura y lentitud. Probar varios pinceles y también tintas
diferentes, luego papeles, dimensiones variadas. No es el cuadro lo
que importa es el gesto, y es sobre todo la intención. La estética es
sólo una resultante cuando todo lo demás se da.

Yves Dimier



paisaje perdido



...pero la vida tiende a ser lo que escapa a nuestro control y sigue siendo impenetrable.

J.C.Oates, “paisaje perdido”







y aún muerta



Y yo caminaría por todos los desiertos de este mundo y
aun muerta te seguiría buscando, a ti, que fuiste el lugar del amor.

AlejandraPizarnik

enero 08, 2018

La trampa, poema inédito de María José Vidal Prado



Si tú ya no eres tú, ¿para quién hablo?
Si tú ya no eres tú, ¿con quién hablé,
para quién escribí, a quién amé?

¿Quién es ese que vive en tu lugar
para decir que tú no fuiste tú?
Para decir que yo sólo fui yo.

María José Vidal Prado, poema inédito


lo mejor que puedas, y eso será lo que eres



Toda nuestra vida está tasada por la mínima cosa bien hecha;
es su resultado neto.

H. D. Thoreau



enero 07, 2018

la ventura



y la aventura, la gran aventura, es ver surgir algo desconocido, cada día,
en la misma cara

Annette y Alberto Giacometti

Manifiesto hedonista



Alguien ha de decirle al que sufre: '¡Levántate y lucha, no permitas
que te roben tu hora de gozo. Enfréntate a los dioses como Prometeo.
Muere, si hay que morir, pero no consientas convertirte en una agente
pasivo de tu propia miseria!' Alguien ha de decir a la gente que ya
acabó el tiempo de la sumisión, de la cobardía, de las verdades a medias,
del aparentar ser algo, del ocultar la vergüenza de no ser ninguna cosa,
de no tener ningún objeto valioso que acariciar al crepúsculo.
Es preciso, necesario y urgente decir en voz baja y voz alta, por altavoces
y mediante susurros, a los cuatro vientos y en cada oído: No desprecies tu
vida en buscar cosas, no te entregues a nadie a cambio de cosas. Solo tu felicidad
vivida profunda y perdurablemente tiene valor. Solo si te miras cada día al espejo
 y te encuentras digno de tu propia amistad habrás hecho algo importante.

Esperanza Guisán, “Manifiesto hedonista”

Lluvia



Lluvia.

Tu vida
Cayendo de sesgo
Del azulejo del techo.
Tu vida
Cayendo
Mal
En esta vida.
Tu vida
Azulejo.

La tierra tendría brazos
El sol un pañuelo bordado
Esa nube negra una sonrisa en contra
La amargura del mar.

Cada palabra es la inicial de un camino
Cada uno de tus huesos puede escribir el principio
Del camino
Y continuar o no
La narración.

No a mi corazón resuena pasos
Hojas del tuyo.

Lo que somos:
Ala de pájaro,
Emoción de nieve
Ardiente.

Ananda Doe



lo que tenemos



Pocas veces pensamos en lo que tenemos; pero siempre
en lo que nos falta.

Arthur Schopenhauer (1788 – 1860)



enero 06, 2018

Piedad




Uno tras otro
en la fila del atardecer.
A veces vengo,

y me uno a la quietud
de los que observan

el desescombro de lo áspero.

Nada como una buena obra
para volver a construir.

Nicolás Corraliza




esa ambición humana



En nuestros locos intentos, renunciamos
a lo que somos por lo que esperamos ser.

Williams Shakespeare



Así escapa la niñez



Así escapa la niñez
en ese continuo esfuerzo
por no conocer la siguiente verdad

Qué más es mentira

Fernando Gutiérrez, poema inédito



enero 05, 2018

La llama



La llama  ruido, la llama gime. La llama es un ser que sufre.
Un susurro oscuro sale del infierno. Todo pequeño dolor es
el signo del dolor del mundo.

 Gaston Ambriz, “La llama de una vela” 1961



el que se pierde



...el que se pierde en su pasión pierde menos que quien pierde su pasión.

San Agustín

.   .   .

A ti



A ti.

A las estrellas.

Las estrellas no están hechas
Para morir.
Ni la niña de los ojos
Ni las mariposas, ni las mariposas.
Ni el corazón del pájaro
Ni tus labios que estoy buscando.
Ni tu cuerpo donde vivo
De otro lado tan lejano.

Ananda Doe


vengo de



Vengo de no saber de dónde vengo
para decir amor, sencillamente…

Rafael Guillén


Cada día



Cada día tiene algo del último
donde toda construcción será ceniza.

 Héctor Berenguer



Tengo un árbol



Tengo un árbol para una niña que no puede evitarse.
Doy gracias al dios que no existe porque escribe sus
silencios y los deja que vivan.

Valentín Martín 

Mamíferos



Yo veo mamíferos. 
Mamíferos con nombres extrañísimos. 
Han olvidado que son mamíferos 
y se creen obispos, fontaneros, 
lecheros, diputados. ¿Diputados? 
Yo veo mamíferos. 

Policías, médicos, conserjes, 
profesores, sastres, cantautores. 
¿Cantautores? 
Yo veo mamíferos… 

Alcaldes, camareros, oficinistas, aparejadores 
¡Aparejadores! 
¡Cómo puede creerse aparejador un mamífero! 
Miembros, sí, miembros, se creen miembros 
del comité central, del colegio oficial de médicos… 
académicos, reyes, coroneles. 
Yo veo mamíferos. 

Actrices, putas, asistentas, secretarias, 
directoras, lesbianas, puericultoras… 
La verdad, yo veo mamíferos.
Nadie ve mamíferos, 
nadie, al parecer, recuerda que es mamífero.
¿Seré yo el último mamífero?
Demócratas, comunistas, ajedrecistas,
periodistas, soldados, campesinos. 
Yo veo mamíferos. 

Marqueses, ejecutivos, socios, 
italianos, ingleses, catalanes. 
¿Catalanes? 
Yo veo mamíferos. 

Cristianos, musulmanes, coptos, 
inspectores, técnicos, benedictinos, 
empresarios, cajeros, cosmonautas… 
Yo veo mamíferos.

Jesús Lizano



no basta decir




Para que la herida sea solamente herida
en una carne que niega ser necesidad del alma.

A. Jodorowsky, “Viaje al centro de la herida”



a quienes abandonan



Maldigo, con la más rotunda de las maldiciones, a quienes por estas fechas
u otras, abandonan a sus animales de compañía. Les deseo que un día sean
ellos abandonados (y seguramente acabarán por serlo) de sus mujeres, de
sus hijos, de sus amigos…Por egoístas despreciables. Por posponer a un ser
vivo, dependiente, amable en estricto sentido, generoso y fiel, a sus propios
proyectos de vacación y comodidad. Por enseñar a su prole a maltratar a
quien se debe proteger. Por rescindir una relación cuando les parece conveniente.
Por hijos de la gran puta. Con perdón.

Antonio Gala



de la ternura



Hay una cosa que se desea siempre y se obtiene a veces: la ternura humana.

Albert Camus

enero 02, 2018

Sin prisas ni empujones



Camina lento, no te apresures, al único lugar que tienes que llegar es
a ti.

J. Ortega y Gasset

La vida no entiende de prisas y empujones. Sigue su ritmo, sigue su ritmo...



enero 01, 2018

Héctor y Aquiles




Hay en la guerra cuatro palos.
En el oro de la codicia no hay riquezas,

y el triunfo es una copa
que amarga a los vencidos.

Pintan bastos:
las espadas necesitan

la piedra yugular que las afila.

Nicolás Corraliza


y tú



Entre el dolor y la nada prefiero el dolor.

William Faulkner



Mi alma feliz



Mi alma feliz es como nuestro cuarto cálido
cuando sé que está nevado y las calles se visten de blanco.

Tristan Tzara


Los 33 nombres de Dios



LOS 33 NOMBRES DE DIOS

1.
Mar de mañana
2.
Ruido de la fuente
en las rocas
sobre las lajas de piedra
3.
Viento del mar
la noche
en una isla
4.
Abeja
5.
Vuelo triangular de los cisnes
6.
Cordero recién nacido
carnero hermoso
oveja
7.
El suave morro de la vaca
el morro salvaje del toro
8.
El morro paciente del buey
9.
El fuego rojo en el hogar
10.
El camello cojo
que atravesó la gran ciudad atascada
camino a su muerte
11.
La hierba,
el olor a hierba
12.
...
13.
La buena tierra
la arena
y la ceniza
14.
La garza que esperó toda la noche,
casi helada,
y que al fin apacigua su hambre al alba
15.
El pequeño pez que agoniza
en la garganta de la garza
16.
La mano que se pone en contacto con las cosas
17.
La piel, por toda la superficie del cuerpo
18.
La mirada
y aquello que mira
19.
Las nueve puertas de la percepción
20.
El torso humano
21.
El sonido de una viola
o de una flauta indígena
22.
Un sorbo de bebida
fría
o caliente
23.
El pan
24.
Las flores
que brotan de la tierra
en primavera
25.
Tener sueño en una cama
26.
Un ciego que canta
y un niño enfermo
27.
Caballo que corre en libertad
28.
La mujer-de-los-perros
29.
Los camellos que se abrevan
con sus pequeños
en el arduo guad
30.
Sol naciente sobre un lago
aun helado a medias
31.
El silencioso relámpago
el rayo estrepitoso
32.
El silencio entre dos amigos
33.
La voz que viene del este,
entra por la oreja derecha
y enseña un canto .

M. Yourcenar, “Poemario póstumo “



abramos nuestro pecho



¿Qué buscas hombre de mirada variable?
Algo que se ha perdido entre los siglos
Algo que era nuestro y demasiado grande
Tan esencia de todo que no supimos ver
Y se nos fue en tinieblas vida abajo

 Vicente Huidobro, fragmento






de la utopía



…Tenemos la idea de que la utopía pertenece al futuro, pero no es posible
siquiera imaginarla si no miramos hacia atrás, si no extraemos del pasado
los materiales para construirla. La utopía no es posible sin memoria…

Gustavo Gutiérrez



diciembre 31, 2017

todavía es tiempo



El tiempo también duerme, pero en el infausto umbral
de cada eternidad reposa un momento
y todavía es tiempo, aunque vacío;
todavía es tiempo,
y por tanto conoce su vacío.

Texto: Poemas Líneas, Aldous Huxley



diciembre 30, 2017

y aún muerta



Y yo caminaría por todos los desiertos de este mundo y aun muerta
 te seguiría buscando, a ti, que fuiste el lugar del amor.

Alejandra Pizarnik



diciembre 29, 2017

¿Quieres saber quién te ama?



¿Quieres saber quién te ama?
El que sale a mi encuentro viene desde tu propio
 corazón.
Brillan sobre su rostro las máscaras de arcilla y corre
 bajo su piel la palidez de todo solitario.
Vino para vivir en una sola vida un cortejo de vidas y
de muertes.

Olga Orozco



Urge la no indiferencia,



Urge la no indiferencia
el compromiso que exige al hombre
el aullido más animal

es necesario una mirada colectiva
hacia el centro de la herida
que sea menos suya
menos tuya
y más de todos

urge un campanario de voces
repicar
alzar palomas

Fernando Gutiérrez, poema inédito




La gran aventura



La gran aventura es ver surgir algo desconocido, cada día,
en la misma cara.

Alberto Giacometti

diciembre 28, 2017

Soy fuerte



Soy fuerte. Me rompo en esquirlas.
El problema es que voy
quedándome afilada
ya no soy más
aquella mujer
habitable
mullida
blanda
yo.

Ana Pérez Cañamares





Pisar lo blando



Pisar lo blando me pide una mujer que nunca fui
quiere palabras que no raspen
conozco ese lenguaje y lo pronuncio mal

estar perdida anuncia la forma del regreso
tuve en mis manos esa puerta
comía de tu plato y me quedé

hay una llaga donde hubo dureza
dar otro paso es penetrar la herida
una imagen demasiado vulgar
que hace al futuro un sitio previsible

tengo un boleto a casa y es robado
estoy perdida
dejé señales un día de tormenta
cuando secó las cosas no brillaban
eran tan otras que no supe mirarlas con mis ojos de antes
llovió una eternidad y esa mujer
llenó mi cama de sonidos extraños
lo sé cuando la gente me confunde con ella
traen su nombre escrito en el aliento
su olor entre la ropa

soy yo quien distorsiona
no el espejo

estoy perdida porque sé regresar

Laura Yasán



(nos hemos llorado juntas en sueños)




...                        un día
la verás si bien esperas
...
sólo tu amargura es ella.
Late corazón... No todo
se lo ha tragado la tierra.

A. Machado




diciembre 27, 2017

y sentimos poco



Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos; nuestra inteligencia,
 duros y secos; pensamos demasiado y sentimos muy poco...

Charles Chaplin

fugas



y lo empeñados que estamos todos en ser felices, aunque nos
resulte imposible.

James Rhodes

ese será mi lugar



Tal vez jamás encaje en el mundo, pero siempre habrá un abrazo que
me hará latir desde los cimientos. Y ese será mi lugar.

Benjamin Griss



gira corazón



Sin ningún viento,
¡hazme caso!,
gira, corazón;
gira, corazón.

 Federico García Lorca

diciembre 26, 2017

Sólo los inquietos



Sólo los inquietos saben cuán difícil es sobrevivir
a la tempestad, y no poder vivir sin ella.
                                                                                               
Emily Brontë



diciembre 25, 2017

El cobarde retrasa el sufrimiento a base de mentiras




Otro cadáver más que depositas de mala manera en esa bolsa
donde dejas caer los corazones a base de indiferencia y de
ausencias en días de mucho frío.

Julio Romero






Tú existes



Tú existes porque yo te espero.

Edmond Jabès, “El libro de la hospitalidad “



Entra


Entra —decía—. Todo lo mío es tuyo.

Si eres mi amigo, entra sin llamar,
Sí ignoras quien soy, has de saber que contaba los días
hasta que llegaste.

Edmond Jabès, “El libro de la hospitalidad “, Arco Iris, II



diciembre 24, 2017

Poema inédito de Fernando Gutierrez



Sí a la palabra
da igual el color
que idioma

sí a quien no busca en su ombligo
al que encuentra y enseña
a la mariposa que antes fue gusano
y a ese otro gusano que sólo será gusano

un sí semilla
aniñado
de manos abiertas
y pasos sin minas

sí a no tener que morir más de una vez cada día
morir de cepos furtivos
de impotencia
de pateras hundidas
morir de hombre

sí a no dormir bajo un cielo a la deriva

Fernando Gutiérrez, poema inédito



la unión de los copos de nieve



podría ser, del solsticio, silencio, quietud, si la sabiduría del árbol,
de corazón a corazón, la luz, la unión de los copos de nieve

ar



diciembre 22, 2017

Hay rostros



Hay rostros con un fondo de tristeza que son como una prueba
viviente de que la felicidad existe y de que la conocieron.

Iñaki Uriarte, “Diarios”

diciembre 21, 2017

(cerco) Paloma Corrales



un encaje
que se envuelve deseo
si soñamos
la misma sed
con su ansia profunda
de ti de mí
de tú
de yo
de dos almas mordidas
con frío
como dos juncos
—si soñamos
vívidamente
un trocito de sol.

Paloma Corrales, (diciembre 2017), poema inédito



El otro que lleva mi nombre



El otro que lleva mi nombre ha comenzado a desconocerme.
Se despierta donde yo me duermo, me duplica la persuasión
de estar ausente, ocupa mi lugar como si el otro fuera yo, me
copia en las vidrieras que no amo, me agudiza las cuencas
desistidas, descoloca los signos que nos unen y visita sin mí
las otras versiones de la noche. Imitando su ejemplo, ahora
empiezo yo a desconocerme.
 Tal vez no exista otra manera de comenzar a conocernos.

Roberto Juarroz



Vestir de harapo



Botas de infantería y alambre en las solapas para coser las fronteras.
Está de moda el rencor. Sabemos cómo sabe.

Nicolás Corraliza



diciembre 18, 2017

porque



Porque, definitivamente, no encajo en lo establecido.

Porque siento de verdad.

Porque río o lloro de corazón.

Porque creo siempre que todo es posible.

Porque siempre fui una oveja negra.

de Mont Sol




La luz es , V. Wolf



La luz es caprichosa. Todo está lleno de angustia aquí...

Virginia Woolf

La noche, E. Galeano



No puedo dormir. Tengo una mujer atravesada
entre los párpados. Le diría que se vaya;
pero tengo una mujer atravesada en la garganta.


E. Galeano, “Mujeres”



diciembre 16, 2017

La gota que cae



La gota que cae agujerea la piedra, no por su fuerza,
sino por su constancia en el caer.

Ovidio

si puedo , E. Dickinson



si puedo evitar que un corazón se rompa
no habré vivido en vano
si puedo aliviar el dolor de una vida
o aliviar una pena
o ayudar a un petirrojo caído
volver a su nido
no habré vivido en vano

Emily Dickinson

no perder la memoria



Conviene siempre mirar para atrás, o lo que es parecido: no perder la memoria...

Oliveira



la velocidad del mundo



Lo que busco me encuentra.

Angela Vallvey 

Falta de atención



Ayer me porté mal en el cosmos.
Viví todo el día sin preguntar por nada,
sin sorprenderme de nada.
Realicé acciones cotidianas,
como si fuera lo único que tenía que hacer.
Aspirar, espirar, un paso tras otro, obligaciones,
pero sin pensamientos que fueran más allá
de salir de casa y volver a casa.
El mundo podría ser tenido por un mundo loco
y yo lo tuve para mi propio y trivial uso.
Ningún cómo, ningún por qué,
o de dónde ha salido éste,
o para qué quiere tantos impacientes detalles.
Fui como un clavo superficialmente clavado a la pared,
o
(aquí una comparación que no se me ha ocurrido).
Uno tras otro se fueron sucediendo cambios
incluso en el limitado campo de un abrir y cerrar de ojos.
En la mesa más joven, con una mano un día más joven
había pan de ayer cortado de forma distinta.
Las nubes como nunca y la lluvia como nunca,
porque era con otras gotas que llovía.
La Tierra giraba sobre su eje
pero en un espacio abandonado para siempre.
Duró sus buenas 24 horas.
1.440 minutos de ocasiones.
86.400 segundos que mirar.
El cósmico savoir-vivre
aunque calla sobre nuestro asunto,
exige, sin embargo, algo de nosotros:
una cierta atención, un par de frases de Pascal
y una sorprendente participación en este juego
de reglas desconocidas.

Wisława Szymborska




hay demasiado viento aquí



hay demasiado viento / aquí
el corazón
no sabe sostenerse
arrastra a la pequeña

en el aleteo de la ceja
la mirada –su alma–
no sabe resolver
el desamparo"

Lola Andrés


diciembre 15, 2017

pero más no sé



sobre la posibilidad de organizar orden en el caos sin perderse...
lo he intentado, pero más no sé.



diciembre 13, 2017

de porcentajes



El problema no es que sólo usemos el diez por ciento de nuestro cerebro,
sino que no utilizamos ni el dos por ciento de las emociones de nuestro corazón.

Albert Espinosa

diciembre 12, 2017

Trae hoy el aire



Trae hoy el aire una noticia que no sé cómo contarte.
Pero asegura que el mensaje es para ti.

a. j.












ser camino y ser escala



Amor es desenredar marañas de caminos en la tiniebla:
amor es ser camino y ser escala"

Dulce María Loynaz



Cuerpo, de Kavafis



Cuerpo, recuerda no solamente cuánto fuiste amado,
no solo los lechos en que te acostaste,
sino también aquellos deseos que por ti
brillaban en los ojos manifiestamente,
y temblaban en la voz; y algún
obstáculo casual los hizo vanos.
Ahora que todo ya está en el pasado,
parece casi como si a los deseos
aquellos te hubieses entregado; cómo brillaban,
recuerda, en los ojos que te miraban;
cómo temblaban en la voz, por ti, recuerda, cuerpo.

Kavafis