Volando entre paredes

Volando entre paredes

abril 22, 2018

intenso




A ratos la dejo sola, no abandonada, sola.
Me voy a buscarme la vida, a veces me pierdo en ella.
Lo hago porque ahora es niña
y tiene que aprender que morirá sola
aunque  la rodeen los suyos.
A veces me viene a la memoria la noche que pasó
tumbada  boca abajo en el suelo, a oscuras y en invierno,
mientras  yo dormía abrigada, ausente de su tristeza y su miedo
y me pregunto si ya habrá aprendido la lección.
Cuando te salvo a ti, a mí me salvo.

Begoña Abad

el día que



Serás amado el día en que puedas mostrar tu debilidad sin que el otro se
sirva de esto para afirmar su fuerza.

Cesare Pavese



Of all that was done



Of all that was done in the past, you eat the fruit, either rotten or ripe.

De todo lo que se hizo en el pasado, coméis el fruto, bien sea podrido o maduro.

T. S. Eliot, “Choruses from The Rock”



la materia



la materia, a pesar de su aspecto sólido y denso, consta casi por completo de nada

Regis, Ed. “¿Quién ocupó el despacho de Einstein?”



la tristeza



La tristeza es acaso una emboscada
que la muerte nos tiende
hasta quebrarnos

Anamaría Mayol



abril 21, 2018

El silencio real



El silencio real nos hace sentir vergüenza de todo eso que creemos saber, nos
deja huérfanos de certezas, nos lleva más allá de lo conocido y aceptado para
confrontarnos en una conversación sin palabras sobre la incertidumbre de estar
vivo.

Alice White




hay palabras que no decimos



Hay palabras que no decimos y que ponemos sin decirlas en las cosas.
Y las cosas las guardan, y un día nos contestan con ellas...

Roberto Juarroz, “Poesía vertical”, 13



Los objetos



respiran callados.
Se acomodan al olor de nuestra muerte,
y algunos
sobreviven.

Nicolás Corraliza Tejeda, “El estro de los locos”

no se puede



No se puede entrar directamente en las habitaciones más profundas de
la casa. Primero hay que pasar por el vestíbulo.

Enrique C. A.



abril 19, 2018

Sueño de la mariposa





Chuang Tzu soñó que era una mariposa. Al despertar ignoraba si era
Tzu que había soñado que era una mariposa o si era una mariposa y
estaba soñando que era Tzu.
.
.
“Cuentos Breves y extraños” Borges y Adolfo  Bioy Casares



ayer, de camino



Mirando la lejanía volví en mí.

Peter Handke, “Ayer, de camino”



abril 18, 2018

Pasan los años



Pasan los años,
y aunque la vida me acusa de inmovilidad,
también yo he viajado.
Como una partícula de polvo
he revoloteado por la casa y me he prendido a los libros.
Como un insecto he reposado a la orilla de las acequias,
o simplemente he sido una mujer que de tarde en tarde
ha mirado hacia el mar
buscando los barcos olvidados por la neblina
y que vuelven a la memoria.

Lauren Mendinueta, en:
https://alfaro-laciudadsinnombre.blogspot.com.es,
de MJ Romero


El agua se descubre por la sed



El agua se descubre por la sed.
La tierra — por los océanos atravesados.
El éxtasis — por el tormento —
La paz — por las batallas contadas —
El amor, por la huella del recuerdo —
Los pájaros, por la nieve.

Emily Dickinson

abril 17, 2018

Memorizar



Me-mor-izar.
Me-mori-(a)-zar.
Vivir amando la herida.

S. M. M. & M. López



consultar



Consultar: Intentar que otro muestre su apoyo a un determinado proyecto,
una vez la decisión ya ha sido tomada.

Ambrose Bierce

daños colaterales I




“¿Cicatriza el olvido la herida del amor
o tan sólo anestesia su mortal mordedura?
Cuando te dejan los efectos del narcótico
¿qué encuentras a tu lado sino sólo vacío,
el silencio sin vuelta de la nada,
la oscuridad que envuelve los días
del futuro, la soledad que tiene siempre
el nombre de lo incierto?
Tan sólo la memoria cicatriza
el amor y su herida”.

José Infante, “Daños colaterales “, fragmento 1




abril 16, 2018

aprender a vivir



Aprender a vivir con agujeros negros en el corazón.

Víctor Juan , “Vademécum”

detenerme



detenerme, y contar cada sonido
detenerme, y ver cada piedra
detenerme, y dejarme llevar por el viento
detenerme, y no tener que ser alguien

Peter Rosengarden , (11 años)



para que vuelva



Mi cuerpo desnudo se ha vestido de espinas y lágrimas donde antes hubo vida.
Para que vuelva.

(Subo

coleccionando silencios



El doctor Murke tenía un entretenimiento un tanto extraño: coleccionaba
silencios. Su trabajo en una emisora le permitía avanzar en sus propósitos,
aunque con lentitud notable:
«Cuando tengo que cortar trozos de las cintas, donde los oradores han hecho
una pausa
—también suspiros, inspiraciones o silencios absolutos—, no los tiro al cesto
de los papeles; me los guardo (...). Los uno, y me paso la cinta en casa por la
noche. No es mucho; todavía no tengo más que tres minutos, pero es que la
gente calla poco.»

Lo cuenta Heinrich Bóll y no exagera: muchas pausas caben en tres minutos.
.

cuidado con el amor



Cuidado con el amor
(salvo que sea verdadero,
y cada parte tuya, hasta los dedos de los pies, diga sí),
porque te va a envolver como una momia
y nadie va a oírte gritar
y vas a correr sin fin.

Anne Sexton


abril 14, 2018

limitación mental y sentimiento de pertenencia



Schopenhauer no era precisamente un alemán nacionalista.
'La limitación, el absurdo y la maldad humanos se manifiestan de forma
 diferente en cada país, y a eso se le llama el carácter nacional.'

Carácter nacional, provincial, pueblerino...




de la gala de individualidad



La especie más barata del orgullo es el orgullo nacional. Pues
denota en el que adolece de él la falta de cualidades individuales
de las que pudiera estar orgulloso, ya que si no, no se aferraría a
lo que comparte con tantos millones. Quien posee perfecciones
personales relevantes más bien reconocerá con la mayor claridad
los defectos de su propia nación, ya que los tiene constantemente
ante sus ojos. Pero cualquier miserable tonto que no tiene en el mundo
 nada de lo que poder enorgullecerse adopta como último recurso el
sentirse orgulloso de la nación a la que pertenece: con ello se siente
aliviado y, en agradecimiento, está dispuesto a defender con uñas y
dientes todos los defectos y necedades, que son los suyos propios.

Schopenhauer, “De lo que uno representa”



sobre la felicidad



La verdad es que no hay mejor momento para ser felices que ahora.
Si no es ahora, ¿cuándo? Tu vida estará siempre llena de retos. Es
mejor admitirlo y decidir ser felices de todas formas. Una de mis
frases: “Por largo tiempo me parecía que la vida estaba a punto de
comenzar. La vida de verdad. Pero siempre había algún obstáculo
en el camino, algo que resolver primero, algún asunto sin terminar,
tiempo por pasar, una deuda que pagar. Sólo entonces la vida
comenzaría. Hasta que me di cuenta que esos obstáculos eran mi vida”.
Esta perspectiva me ha ayudado a ver que no hay un camino a la felicidad.

Eduardo Galeano,”Sobre la felicidad “



abril 13, 2018

el único éxito



Que te espere alguien en algún sitio es el único sentido de la vida,
y el único éxito.

 Manuel Vilas, “Ordesa”.



Llevo mucho tiempo sin beber



Llevo mucho tiempo sin beber.
En España, la ayuda que recibe un exalcohólico es facilitarle que vuelva
a beber. Yo creo que en España no existe el perdón a los pecados.
De ahí que al final nadie puede salir del alcohol en España, de ahí la
expectación que despierta un exalcohólico español: a ver cuándo cae,
a ver cuándo vuelve a beber.
Dará gusto verlo caer otra vez.
Ya de esta última no se levantará.
Y aplaudiremos. Y diremos: “Se veía venir”.
Ese es el misterio de España por el que se preguntan los historiadores
y se preguntan los escritores inteligentes y se preguntan los intelectuales
honestos: ver caer a la gente, eso nos pone a mil.

 Manuel Vilas, “Ordesa”

(extensible al tabaco y otras drogas)






Un andar solitario entre la gente



Cuanto mayor es la omnipresencia y la fantasmagoría de las irrealidades
digitales más importa lo que tiene una presencia verdadera y única,
 lo
que puede tocarse con las manos.

 Antonio Muñoz Molina, “Un andar solitario entre la gente”






la revolución silenciosa




Se pasaron al bando
de los contestatarios

los que están a gusto

en su casa.

Manolo Marcos



carta de un suicida




El mundo en el que estoy ahora es uno de enfermedades nerviosas,
lúcido y frío. La muerte voluntaria debe darnos paz, si no felicidad.
Ahora que estoy listo, encuentro la naturaleza mas hermosa que nunca,
paradójico como suene. Yo he visto, amado, entendido mas que otros,
en ésto tengo cierto grado de satisfacción, a pesar de todo el dolor que
 hasta aquí he soportado.

Rionosuke Akutagawa

Está la tarde lluviosa



Está la tarde lluviosa. Extraño no sé a quién, o sí.
Why ? Por qué?


Salvador Negro



y dicen que



Y dicen que
llueve por nosotros
y querida la nieve
es nuestra.

Leopoldo María Panero








NADIE SÍ NO ES CON TU NOMBRE

La lluvia de los hallazgos;
las horas frecuentes
en la lejanía de tus manos 
cuando no hay tacto. 
Para esta piel,
-otra piel como destino-.
Debe ser Mayo en la intemperie.

la capacidad de amar



                                    [gracias, me has hecho tan capaz, tan amor...]
                                             

La capacidad de estar solo es la capacidad de amar. Puede parecerte
 paradójico, pero no lo es. Es una verdad existencial: solo aquellas
 personas que son capaces de estar solas son capaces de amar, de
compartir, de ir al centro más profundo de otra persona.

-Osho-




Manual para suicidas, pag. 69




Te envolverá la tibia
sustancia de la muerte y llegarás más de lejos
que la luz y los símbolos.

Salvador Negro, “Manual para suicidas”, Abril 54



Manual para suicidas, pag. 41



Eres el argumento de quien ya te ha olvidado
y te recuerda a su pesar, la borrosa criatura que veneran
los que no saben del suplicio.
Es esta tu mecánica: respirar muy despacio el dolor
hasta que el pensamiento cuaje en una sombra
que puedas atrapar con el silencio,
-luego te sobresalta un nombre y todo está perdido,
crece la escarcha hasta borrar de nuevo de tus ojos
el indicio de la serenidad,
la cima cálida del frío-,
amar sin que note la distancia que corrige los besos,
proferir melodías para que el tiempo adorne
su paso tan absurdo, no poner condiciones al dolor
innecesario que por algún motivo
no se va nunca en demasía.

Salvador Negro, “Manual para suicidas”, revista Abril, n. 57




abril 12, 2018

Vivir sin leer



Vivir sin leer es peligroso, obliga a conformarse con la vida.

Michel Houellebecq

una vez un poema




Todo avanza hacia el final, cuando habremos de enterarnos
del desenlace.
 ...
Lo que se ha experimentado no puede desaparecer como si
nunca hubiera existido.

John Berger, “Y nuestros rostros, mi vida, breves como fotos”





a ti que



has olvidado que llorabas las
tardes de domingo porque el
lunes te  separaba de mí.


ángela





lunes



Pero después de todo, no sabemos
si las cosas no son mejor así,
escasas a propósito... Quizá,
quizá tienen razón los días laborables.

Tú y yo en este lugar, en esta zona
de luz apenas, entre la oficina
y la noche que viene, no sabemos.
O quizá, simplemente, estamos fatigados.

Jaime Gil de Biedma




abril 11, 2018

y, un día



y, un día, tumbarme,
encorvada, debajo de una raíz y reírme
de todas las muertes y sin violencia, extinguirme,
de manera que apenas perciba dónde empiezo
a acabar, y dónde acabo de pertenecer

 Ingeborg Bachmann, “No sé de ningún mundo mejor”

de este mundo y los demás



 el silencio es la tierra negra y fértil, el humus de ser, la melodía
silenciosa bajo la luz del sol. En ella se caen las palabras. Todas
las palabras. Las palabras buenas y las malas.

José Saramago, "de este mundo y de los demás"



abril 10, 2018

La casa es pequeña, de Fernando Gutiérrez



La casa es pequeña

aún así no recuerdo
que tu soledad y la mía coincidieran
ninguna de las dos
quiso arrancar el roto

zurcir las costuras

coincidir o no
dejó de ser cuestión de espacio

Fernando Gutiérrez, poema inédito


estoy al otro lado




Estoy al otro lado de la cuerda.

Mi cuerpo dificulta
tu ascenso por la roca.
Me transformo en el lastre
que frena tus proyectos.
Oscilo en el vacío.
A cada intento tuyo de avanzar,
sin poder evitarlo,
me golpeo, tenaz, contra la piedra.
Si quisiera, podría
cortar este cordón que nos amarra.
Sé que todo sería más sencillo.
Mi equilibrio, tus planes,
van a salir ganando en la ruptura.
También sé que mi peso,
desconozco el cómo o el porqué,
te mantiene aferrada a la existencia.

Inma Pelegrín López



¿Por qué?




Han cambiado muchas cosas
pero yo te amo como el primer día.
Han envejecido los árboles tanto como yo mismo.
La casa echó a perder su rutilante aspecto dorado.
Y el mundo parece hacer emprendido un nuevo viaje
a ninguna parte.
Pero yo asiento mi corazón sobre tu imagen
como si nada hubiera cambiado.
Con la fresca emoción a veces contagiada de lágrimas.
Con la misma tristeza de ser impuro para tu espíritu.
Y con el mismo miedo a no tener nada valioso que ofrecerte.
Sigo pensando que, junto al mar,
eres para mí lo único sagrado.
Y que si no fuera por ti, permanecería encerrado en el viejo desván
de mi pensamiento, la lógica de todos los fracasos.
Seguiría siendo un niño incapaz de traspasar
la quebradiza frontera de la ilusión
y tendría muchas, muchas victorias sin sentido.
Habría comparecido ante mi mismo, un día como hoy,
incapaz de sufrir con esta perfección
que me estremece a mí mismo
solo porque tú estás ahí, aunque no sepa dónde.
(Y ahora tenemos que decirnos a nosotros mismos
que la vida puede continuar, aunque la hayamos recortado
para poder sostenerla como es).
¿En qué camerino te estás pintando los labios en este momento?
¿En que lugar del mundo tus ojos recién pintados
han corrido hacia el ocaso donde ya no puedo encontrarte?
Tú alma me llama, tu alma, como una vieja canción que se adueña de mí,
va recorriendo las galerías de la noche, los últimos comercios,
como si no pudiera resistir mi soledad, y la incendiara.
¿En qué lugar del mundo tu espalda desnuda se refleja en un espejo
donde no miro?
Nunca será tarde, me oyes?
El sonido del viento me ha golpeado como un gigante rocoso.
El hombre que seré no es capaz de encontrarme.
Y todo se reduce a este momento, solo a este momento,
en que te retengo en mi memoria como si de eso dependiese todo.
La casa y el vacío en el que se cimenta.
Los días que llamaran a una alegría que no quiero realmente vivir.
La oscuridad donde todavía puedo sentir que estás tú.

Salvador Negro



tres mujeres




¿Cuánto tiempo podré ser un muro,

protegiendo el viento?

¿Cuánto tiempo podré

mitigar el sol de la sombra de mi mano,

interceptar los rayos azules de una luna

fría?

Las voces de la soledad, las voces del dolor

golpean a mi espalda sin cesar.


Sylvia Plath



abril 09, 2018

aquí me tienes



Aquí me tienes,
en este mar de acero,
alrededor de las cosas que te pronuncian cuando no estás,

con los sueños descompuestos
en el sonido apagado de cualquier sombra de ti.

Y, sin embargo, creces en mi destino.

Lola Crespo, “La muerte sobre un caballo pálido”



abril 08, 2018

¿Te han dicho que es bueno vencer?



¿Te han dicho que es bueno vencer?
Digo, también, que es bueno caer... las batallas se pierden
con el mismo espíritu con que se ganan.

W. Whitman




qué nos hacía realmente felices



recordar

qué nos hacía
realmente
felices

y reformular
priorizar
la necesidad del
corazón

àngela











una cosa a la vez



Una cosa a la vez.
Eso es todo lo que tenemos que hacer. No dos cosas a la vez, sino una cosa hecha en paz.
Una tarea a la vez. Un sentimiento a la vez. Un día a la vez. Un problema a la vez. Un paso a la vez.
Un placer a la vez.
Relájate. Deja ir la urgencia. Empieza calmadamente ahora. Toma una solo cosa a la vez.
¿Ves cómo todo se arregla?
Hoy haré en paz una sola cosa a la vez. Cuando tenga dudas haré primero lo primero.

Melody Beattie


Incluso



Todavía hay tiempo para imaginar cualquier cosa, para creer que
aparecerás en cualquier instante, para incluso creer que me buscas.

 Julio Cortázar.

abril 07, 2018

recuerdo ser un pez y que te amaba



recuerdo ser un pez y que te amaba sin preguntar quién eras,
pasaba junto a ti llenando tu horizonte de burbujas para que
imaginaras las estrellas fugaces de la noche, te iba dejando un
rastro de estelas diminutas y cambiantes, queriendo sin saber
dejar mi huella en la memoria del mar y de los siglos.

Lola López - Cózar



En esta ciudad



En esta ciudad pequeña
la gente sale armada hasta los dientes
a punta de envidia
y pólvora en los ojos.
Van al ataque disparando
por la lengua,
clavando en la espalda
el cuchillo cobarde.
Hay días en que gritan las calles
queriendo empaparte de miedo,
pero yo solo oigo un piano
y me prometo convencida que nunca
mis pasos seguirán sus caminos.
En esta ciudad el tiempo no existe
y solo el aire es fresco y huele a libre.
Después de todo,
¿para qué lo quieren?
si no abren las ventanas por si entran moscas
y yo las abro para que me refresque.
En esta ciudad pequeña
los odios de unos contra otros
corren dispersos por la acera
uniforme, plana, homogénea,
y un pequeño número
de baldosas sueltas
hemos elegido amar.

*

Julia Gutierrez, “Saltaré si hay abismo”

Al final el amor



Al final el amor
es una cuestión de echarse
de menos
y estar siempre,
a veces,
es estar de más.

*

Julia Gutierrez, “Saltaré si hay abismo”



en cualquier momento



En tu interior hay un silencio y un santuario al que puedes retirarte en
cualquier momento y ser tú mismo»

H. Hesse



abril 06, 2018

de lo que hubieras podido ser



Había tanto tiempo perdido en vos, eras de tal manera el molde de lo
que hubieras podido ser.

Julio Cortazar, “Rayuela”



desconfía



Desconfía de aquellos
que no han considerado nunca
el suicidio.

Clara Janés




el amor hace



el amor hace milagros, nos hace
milagros, luego se va y nos hace mudos

Salvador Negro, (comentario en redes)



yo quiero que me ames




Polvo seremos, pero mientras no somos
sino carne difusa, corazón y heridas,
yo quiero que me ames.
Aunque me esté muriendo mientras digo
cada palabra y sólo haya ceniza,
yo quiero que ames.
Por más que nos adviertan del futuro
que ya se terminó mientras lo piensas,
yo quiero que me ames.
Y quiero que me ames, simplemente
aunque nos una un sueño,
y nada sea verdad
cuando me ames.

Salvador Negro



abril 05, 2018

If you fall hard



if you fall hard, I fall harder

K.  Ljubinkovic, from  Shout Out Louds

Cámaras y Azores




A veces por nuestro mal olvidamos. Cerramos los
cerrojos a los ojos,
y dejamos que el bien jugueteé con nuestros miedos
hasta hacerlos cosquillas.
La guerra es la mentira que nos cuentan.


Nicolás Corraliza “a José Couso”




Del sentirse joven



Uno se siente siempre más joven de lo que es. Dentro de mí llevo mis
rostros anteriores, como un árbol lleva los anillos de la edad. Es la suma
de ellos lo que es «yo». El espejo ve solamente mi rostro ulterior, yo
conozco todos mis anteriores.

T. Tranströmer

abril 04, 2018

de la masa



La masa sigue siendo ignara, feroz cada vez que puede, en todo caso
 egoísta y limitada; bien se puede apostar que lo seguirá siendo siempre.

 Marguerite Youcernar, “Memorias de Adriano”



averigua quién eres



Vive y averigua quién eres.

Charles Simic



Es inútil...



Es inútil

no hay cobijo en mi

vacío

inexplicable intemperie.

Fernando Gutiérrez, poema inédito


ahora que lo tienes todo



Le había parecido imposible, o al menos muy lejano, y, ahora que
lo tenía todo, la realidad ya no le satisfacía tanto como la fantasía.

Lauren Weisberger


Venintiún poemas de amor, XVIII



Lluvia en la West Side Highway,
semáforo en rojo en Riverside:
“Cuanto más amo más pienso
que dos personas juntas son un milagro.”
Me estás contando la historia de tu vida
para variar, un temblor quiebra la superficie de tus palabras.
La historia de nuestras vidas se transforma en nuestras vidas.
Ahora estás en fuga por lo que algún poeta
seguro victoriano llamó “el mar salado que separa”.
Ésas son las palabras que me vienen a la mente.
Me siento separada, sí. Como también he sentido el empuje
de la madrugada hacia el amanecer. Algo: ¿una grieta de luz?
Cerca, entre la pena y la rabia, se abre un espacio
donde soy Adrienne sola. Y cada vez más fría.


Adrienne Rich



es también



escribir es también no hablar...
Es callar.... es gritar sin ruido

Margarita Duras 

nunca podrás



Nunca podrás dejar de amar la tierra con la que compartiste el frío.

Vladímir Majakovskij

en cualquier caso



En cualquier caso, amorosamente progresar, amorosamente retroceder.
Con amistad.

Demetrio stratos

Recuerda, cuerpo...



Recuerda, cuerpo, no sólo cuánto se te amó,
no sólo los lechos donde te reclinaste,
mas también aquellos deseos que, por ti,
en miradas brillaron claramente
y en la voz se estremecieron –y que un
obstáculo fortuito los frustró.
Ahora que todo se halla en el pasado,
parece casi que a los deseos
aquellos te hubieras entregado; cómo brillaban,
recuerda, en los ojos que te miraban;
cómo en la voz por ti se estremecían, recuerda, cuerpo.

C. P. Cavafis



abril 03, 2018

De la valentía



Se es valiente cuando, sabiendo que ha perdido ya antes de empezar,
empieza a pesar de todo y sigue hasta el final pase lo que pase.
Se vence raras veces, pero alguna vez vence.

Harper Lee,  "Matar al ruiseñor"



abril 02, 2018

de la verdad



No encontrarás la verdad si no estás dispuesto a aceptar
lo que no esperabas.

Heráclito




marzo 29, 2018

de vencedores y amar



El amor de los vencedores es un dudoso amor.

Christian Bobin, “La Dama Blanca”

Veintiún poemas de amor




Al dormir, nos giramos como los planetas
que rotan en su campo de medianoche:
un roce es suficiente para hacernos saber
que no estamos solas en el universo, ni siquiera dormidas:
fantasmas soñadoras de dos mundos
que recorren sus pueblos fantasma y a punto están de hablarse.
Me despertaron tus palabras entre dientes,
pronunciadas hace años luz u oscuridad
como si las hubiera pronunciado mi propia voz.
Pero tenemos voces diferentes, incluso dormidas,
y nuestros cuerpos, tan parecidos, son sin embargo tan diferentes,
y el pasado que retumba en el torrente sanguíneo de cada una
carga con idiomas diferentes, sentidos diferentes:
aunque en cualquier crónica del mundo que compartimos
se podría escribir con un sentido nuevo
que éramos dos amantes del mismo género,
que éramos dos mujeres de la misma generación.

Adrienne Rich



marzo 28, 2018

del tiempo y los sentimientos



El tiempo discurre, pero los sentimientos
permanecen. La cuerpos transitan y se 
van, pero la esencia siempre está. Los 
amigos para siempre, son para siempre, 
aunque desencarnen. Quedan inscritos 
en nuestras células. 


R. A. C.



cicatrices



Acariciaré tus cicatrices como si fueran las mías.
 Y el tiempo acabará curándonos a los dos.

 (Suko)

marzo 27, 2018

El peor sentimiento




 “el peor sentimiento es no saber si esperar un poco más o rendirse”.
- ¿Esperar? ¿A qué? ¿El qué?
- Bueno, quizás un milagro que cambien las cosas, las personas, los sentimientos…


Texto: "Cortázar y la soledad",
Marisa López, “La loca que conocí hace tiempo”



Cartas a Milena



 sucio soy, Milena, infinitamente sucio, así que hago mucho ruido sobre
la pureza. Nadie canta tan puro como los que están en el infierno más
profundo; lo que creemos que el canto de los ángeles es su canto.

Franz Kafka, "cartas a milena"

marzo 26, 2018

He tomado mi sed azul



HE TOMADO mi sed azul
en tu colina helada. Nazco
de donde las voces callan
silencio
soy

Antes de que mis manos
se hagan arena,
nombraré
los gritos llamados hacia adentro;
mi Silencio.
Antes de ahogarme diré
rabia

Yaiza Martínez, poema inédito 







marzo 25, 2018



Debemos escribir  en la arena el daño que nos hacen para que lo borre el viento.
Y guardar en el corazón el amor que nos dan para que ningún viento se lo lleve.

M. Luter

más que a ti mismo



No sabes lo que significa perder a alguien
porque sólo lo sabrás cuando ames a alguien
más que a ti mismo


El indomable Will Hunting 

marzo 24, 2018

todas las habitaciones




Todas las habitaciones de mi vida
Me habrán estrangulado con sus paredes
Aquí los murmullos se ahogan
Los gritos se rompen

Aquellas en las que viví solo
Con grandes pasos vacíos
Aquellas
Que guardaban sus espectros antiguos
Las habitaciones de indiferencia

Las habitaciones de la fiebre y aquella que
Había yo instalado para ahí fríamente morir
El placer alquilado Las noches extranjeras

Hay habitaciones más hermosas que las heridas
Hay habitaciones que os parecerán banales
Hay habitaciones de súplicas
Habitaciones de luz baja
Habitaciones dispuestas a todo excepto a la felicidad
Hay habitaciones para mí de mi sangre para siempre
salpicadas

En todas las habitaciones viene un día en que el hombre
se despelleja vivo
En que cae de rodillas que pide piedad
Que balbucea y se vuelca como un vaso
Y padece el suplicio espantoso del tiempo
Derviche lento es redondo el tiempo que gira sobre sí mismo
Que mira con ojo circular
El descuartizamiento de su destino
Y el pequeño ruido de angustia antes de las
Horas antes de las medias
No sé nunca si eso va a sonar por mi muerte
Todas las habitaciones son habitaciones de justicia
Aquí conozco mi medida y el espejo
No me perdona

Todas las habitaciones cuando por fin me he dormido
Han lanzado sobre mí el castigo de los sueños

Porque no sé de los dos lo peor: soñar o vivir.

Louis Aragon


El arte de amar



Quien salva una sola vida, es como si hubiera salvado a todo el mundo,
quien destruye una sola vida, es como si hubiera destruido a todo el mundo.

Erich Fromm

[Fromm, nos enseño que el amor es un arte...]

marzo 23, 2018

del sufrimiento



Lo que nos hace padecer más honda y personalmente es casi incomprensible
e inasequible para los demás; por eso permanecemos ocultos para el prójimo,
 aunque comamos con él en el mismo plato.

F. Nietzsche, “La gaya ciencia”, 336


para reconocernos



Habíamos inventado, para el más allá, un silbido, una señal de reconocimiento...

E.M


aquí seguimos, como el girasol de Drummond de Andrade; girando.

ora pro nobis



 

¿Qué llevas en las manos?
Nada  tengo, nada guardo
desnudo llego,
desnudo enterrado.

¿Qué llevas en tus recuerdos?
todo lo bueno, lo malo desterrado.
por amor llego
con amor e infierno marcho.

No hay alforja  más pesada
que la conciencia encerrada
el que se cree  perfecto
bondadoso y sin enfado.

Viento  a favor del pecado
de la mentira, la avaricia
los yerros tan humanos
 atesorar tantos  bienes
sirve tan solo por un rato.

Reza cien padrenuestros
reza cien ave marías
penitencia no es orar
sino obrar con amor
quitando nuestra hipocresía.

¿Qué llevas en las manos?
Nada tengo, nada guardo
desnudo llego
desnudo enterrado.

Beatriz  L. Eslimán © 2018



marzo 21, 2018

24, Más allá del bien y del mal




¡Con qué cuidado hemos tratado de conservar ante todo nuestra ignorancia,
 para gozar de una libertad, de una despreocupación, de una imprudencia, de
un entusiasmo y de una alegría de vivir casi inconcebibles, para gozar de la vida!

Friedrich  Nietzsche, “Más allá del bien y del mal”




marzo 19, 2018

Contemplar así el paso de la noche



XLIII

Contemplar así el paso de la noche a la última ternura
sería ineludible para tener que morir, pero morir con ella.

Ellos, por el contrario, todavía hoy adivinan qué es la lujuria.

Merece gratitud quien nos enseña a tragar el brebaje que
abrasa, esa mezcla incalculable de hastío y enfermedad, de
regaliz y de lluvia.

Ni se te ocurra volver.

Luis Miguel Rabanal, “Matar el tiempo”, Ediciones Trea, Gijón 2018

carrying a torch



A cierta altura del camino te das cuenta de que la gente que verdaderamente
importa no es la que brilla para hacernos saber de su luz, sino la que lleva
antorchas para hacer el camino más visible a los demás.

Alfonso Brezmes
(Van Morrison)


marzo 16, 2018

Tú no lo sabes



Tú no lo sabes, pero a veces me siento
en algún lugar cerca de ti.

Como ahora, detrás de ti,
mientras tecleas en el ordenador,
o lees, o levantas la cabeza
y miras al infinito,
o saltas las fronteras
y los estados de la materia.

A veces giras la cabeza,
como quien gira un mundo, y me miras,
como quien mira un espejismo.

Tú no lo sabes, pero a veces lo siento.

David Yeste



no importa lo que diga



No importa lo que diga, no importa con qué palabras y con qué argumentos trate
de defenderse. Al final, al final de todo, uno responde a todas las preguntas con
los hechos de su vida: a las preguntas que el mundo le ha hecho una y otra vez.
Las preguntas son éstas: ¿Quién eres?… ¿Qué has querido de verdad?… ¿Qué
has sabido de verdad?… ¿A qué has sido fiel o infiel?… ¿Con qué y con quién
te has comportado con valentía o con cobardía?…

Sandor Marai, en “El último encuentro”


marzo 15, 2018

pese a ti mismo



La mayor felicidad de la vida es saber que eres amado por tí mismo o,
más exactamente, a pesar de ti mismo.

Victor Hugo



marzo 13, 2018

llueve



Llueve. Salgo a pasear.
Ojalá pudiera dejar en casa
el corazón.


J. M. Horcajada



hacer de un acontecimiento



Hacer de un acontecimiento, por pequeño que sea, la cosa más delicada del mundo,
justo lo contrario de hacer un drama, o una historia. Amar a los que son así: cuando
entran en una habitación, no son personas, caracteres o sujetos, son una variación
atmosférica, una variación de color, una molécula imperceptible, una población
discreta, una neblina o una llovizna.

G Deleuze

marzo 10, 2018

Zug Island




conozco
todos
tus sueños secretos
sé dónde
estás
buenas noches
que duermas bien
dulces corrientes
dulces rayos
que dios te
ilumine desde
lejos

Patti Smith



hay pasado



Hay pasado en el presente y hay pasado en el futuro.
Impregnado, agarrado, diluido, difuminado, mezclado,
empastado, desenfocado.

Texto David Trueba, "Tierra de Campos"

(tienes un problema)



Solo se está bien donde
    no se está.

  Turguenev

(quien sólo está bien donde no está, no estará bien en ningún lugar)







Completo




En el 'Banquete' de Platón, se relata una historia bellísima que, da una
indicación todavía más profunda del significado  que el arte tiene para
nosotros. Aristófanes narra una historia, todavía hoy fascinante, sobre
la esencia del amor. Cuenta que los hombres eran originalmente seres esféricos;
pero habiéndose comportado mal, los dioses los cortaron en dos.
Ahora, cada una de estas dos mitades, que habían formado parte de un ser vivo
completo, va buscando su complemento. Este es el σύμβολον τοῦ ἀνθρώπου
(símbolo del ser humano); que cada hombre es, en cierto modo, un fragmento
de algo; y eso es el amor: que en el encuentro se cumple la esperanza de que haya
algo que sea el fragmento complementario que nos reintegre. Esta profunda
parábola de encuentro de almas y de afinidades electivas puede transferirse a
la experiencia de lo bello en el arte.

Hans‐Georg Gadamer, “La actualidad de lo bello”